CONTRALORÍA EMITIÓ 300 INFORMES DE CONTROL A DISTRIBUCIÓN Y APLICACIÓN DE VACUNAS COVID-19

0
207

Como resultado de la implementación de la estrategia de control al proceso de la vacunación contra la COVID-19, que incluye las fases de recepción, almacenamiento, distribución y la propia vacunación, la Contraloría General de la República viene concretando un total de 300 informes de control simultáneo en los que se revelaron diversos riesgos que podrían afectar los procesos evaluados por los auditores desplegados a nivel nacional.

Del total de informes de control simultáneo emitidos, al 11 de marzo, en todas las regiones del país, 295 se realizaron bajo la modalidad del control concurrente, cuatro son orientaciones de oficio y una visita de control.

En total se supervisaron a más de 100 entidades públicas que están involucradas en el proceso que debe seguir la vacunación de los trabajadores de diversas instancias del sector salud, así como adultos mayores, miembros de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional.

Entre las principales entidades supervisadas figuran el Ministerio de Salud (Minsa), el Seguro Social de Salud (EsSalud), el Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (CENARES), Direcciones Regionales de Salud, Gerencias Regionales de Salud, Hospitales, Institutos Nacionales de Salud, Redes de Salud, entre otras.

Mientras que las materias analizadas fueron principalmente: la adquisición de equipos y complementos de cadena de frío; almacén de productos refrigerados para la conservación de las vacunas; elaboración y aprobación de protocolos para la vacunación; recepción, almacenamiento y control de stock de primera entrega de vacunas; y la distribución y aplicación de vacunas.

Principales hallazgos

Entre los principales resultados de los informes figuran casos como el registrado en Piura, donde el Informe de Control Concurrente N° 5256-2021-CG/GRPI-SCC, permitió detectar 142 trabajadores que forman parte de la primera línea de lucha contra la pandemia no estaban incluidos en el padrón de vacunación, entre ellos figuran médicos, enfermeras, técnicas en enfermería, obstetras, técnicos de laboratorio, tecnólogos médicos, biólogos y personal de limpieza.

En Áncash, la Contraloría supervisó 14 establecimientos de salud y alertó como principales riesgos la carencia de equipos mínimos que garanticen la cadena de frio y la desactualización del padrón de beneficiarios. Pero también se detectaron casos como el de  centro Salud Palmira (distrito de Independencia), donde la recepción de las dosis se realizó sin los documentos necesarios para verificar los datos de las vacunas, lo que genera el riesgo de pérdida y un inadecuado control, según revela el Informe de Hito de Control Concurrente N° 5069-2021-CG/GRAN-SCC.

Mientras que en la región Ucayali se emitió el Informe de Hito de Control Concurrente N° 5212-2021-CG/GRUC-SCC permitió detectar que identificó que 107 personas, entre extrabajadores de salud, personal administrativo que no realiza labores con pacientes COVID-19, y personal de salud que está en trabajo remoto, aparecían en la lista para recibir la vacuna Sinopharm.

En Ica se emitió el Informe de Control Concurrente N° 5080-2021-CG/GRIC-SCC, que advirtió que los instrumentos y equipos del almacén de la Dirección Regional de Salud Ica (cámara frigorífica, refrigeradoras, termohigrómetro y termómetros) no son calibrados y no cuentan con un programa de mantenimiento preventivo y de autoinspección, poniendo en riesgo la conservación de las propiedades de las vacunas.

Asimismo, en la región Puno se pudo detectar, según lo detalla el Informe de Hito de Control Concurrente N° 004-2021-OCI/0465-SCC, que en el Hospital Carlos Monge Medrano no se realiza un adecuado tratamiento de residuos sólidos generados en la vacunación y tampoco se cuenta con una empresa operadora de los mismos. Tampoco existe un procedimiento para la disposición final de los frascos de vacuna en lugares autorizados para evitar su reutilización.

Otro importante hallazgo se dio en Tacna con el Informe de Hito de Control Concurrente N° 5460-2021-CG/GRTA-SCC donde se alertó del extravío de cuatro dosis de vacunas en el Hospital Hipólito Unanue. Un hecho similar se detectó en Junín, donde se habrían extraviado dos dosis en el Hospital Regional Daniel Alcides Carrión, según el Informe de Hito de Control N° 5426-2021-CG/GRJU-SCC.

La ciudadanía puede tener acceso a los 300 informes de control emitidos por la Contraloría General de la República al proceso de vacunación contra la COVID-19 a través de su página web.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here